receta de pollo guisado

Ya llegaron los primeros fríos. Es hora de poner las ollas en movimiento. Esta semana les ofrecemos un plato sencillo, un guiso. Pero los guisos tienen sus secretos: hay que conocer los ingredientes exactos que lleva cada cocción, porque no todos los guisos son iguales. Veamos:

Ingredientes:

*1 pollo entero

*2 cucharadas de aceite vegetal

*1 y 1/2 tazas de agua

*1 taza de caldo de pollo

*2 cucharaditas de sal

*1/2 cucharadita de pimienta

*3 cebollas grandes, en cuartos

*1 taza de arvejas

*1 taza de zanahorias, en rodajas

*1 taza de papas en cubos

*1/2 taza de maíz fresco o congelado

*1/3 de taza de harina mezclada + 1/2 taza de agua fría

Preparación:

Limpia y corta el pollo. Poner los trozos de pollo en una olla grande con el aceite vegetal caliente. Dora por todos lados a fuego alto. Agregar el agua y el caldo de pollo, junto con la sal y pimienta. Cocina de 35 a 45 minutos más a fuego medio.

Añadir las cebollas, las arvejas, las zanahorias, el maíz y las papas. Cocina otros 45 minutos más, siempre tapado a fuego medio.

Mezcla el agua fría con la harina y cuando ya no tenga grumos añadirla al guiso. Deja cocinar unos 10 minutos y servir caliente con un buen arroz blanco, o con puré de batatas si lo prefieren.

Puré de batatas

Sencillo y cremoso puré de batatas

Ingredientes:

*1 kilo de batatas, peladas y cortadas en trozos

*1 cucharada de manteca

*1/4 a 1/3 taza de leche entera

*1/4 cucharadita de sal

*1 pizca de nuez moscada

*1/4 cucharadita de canela molida

*1/4 cucharadita de jengibre molido

Preparación:

Colocar las batatas peladas en una olla grande y agregar suficiente agua fría para cubrirlas. Llevar a ebullición y cocinar durante unos 15 minutos. Apagar el fuego y escurrir.

A continuación, añadir los ingredientes restantes, usando solamente 1/4 de taza de leche para comenzar y añadiendo más si es necesario, combinar aplastando hasta que quede una mezcla lisa. Servir inmediatamente.

Tip: Al adquirir batatas es necesario buscar ejemplares que no tengan rugosidades, golpes y que sean firmes cuando se aprieten. Si las asa, lo ideal es quitarles la piel y guardarlas en un envase bien tapado.