«Edgar Morisoli, palabra y permanencia», por Dora Battiston

Poeta tan caudaloso como los ríos que tutelaron su infancia litoral, y como los otros ríos, los que defendió en estas comarcas donde eligió vivir, Edgar Morisoli dejó impresa y de modo inalienable la desolación y la belleza de La Pampa, por más de medio siglo.

Eludir la mera retórica del elogio es difícil en estos casos, pero tal vez la aproximación personal a algunas de sus páginas, el recuerdo de un libro que tuvo la cordialidad de presentar hace dos años, la resonancia de los versos de “Dedicatoria y viento” leídos una y otra vez por Guri Jáquez en un patio de la calle Tomas Mason, y esa larga conversación sobre el decir paisano y la memoria de tantos poetas, una tarde y otra en su casa, mate amargo por medio y el ocaso en las ventanas, tal vez la suma y síntesis de todos esos momentos alcance a explicar esta sensación de orfandad que nos acontece después de su partida.

Porque era tan natural y nos daba tanta certidumbre saber que mientras vivíamos nuestra cotidianidad, a veces cerca de la literatura y otras veces tan lejos, el hombre siempre estaba allí, a unos minutos de camino o a un toque de teléfono. La consulta o el hecho de compartir un comentario, el anuncio de un nuevo libro, el acontecer de una canción, era siempre posible.

Nos preguntábamos:  tanto conocimiento, ¿de dónde venía?  El fluir de la palabra, precisa y siempre clara, ¿dónde tenía su origen?  Innumerables lecturas acaso, pero también mucho camino,  mucha intemperie. Fue el agrimensor y el nombrador. La tierra que medía es la que fue “sabiendo lentamente, aprendiéndola así, demoroso y callado”, como confiesa en Tierra que sé.

Nos quedan los libros, y también las entrevistas, las conferencias, su modo de contarnos el mundo a partir del paisaje de la aldea -según entendió Tolstoy-, y de definir la pampeanidad como diálogo y gesto de vocación terrestre.

Pero además nos queda el cancionero, las melodías y el canto con que tantos intérpretes y compositores de la provincia expandieron esa poesía hacia la dimensión popular que su propia palabra refería y deseaba.

Y esa palabra nos sigue custodiando.

Encrudo.tv | Noticias y TV desde La Pampa | 2019 | Diseño y desarrollo www.generarweb.com