Venga a ver: «La valla»

No sabemos cómo todavía no se le ocurrió a Netflix el slogan: “Venga a ver La valla”… Pero no, no se le ocurrió. Es que España ha entrado con fuerza en el género de ciencia ficción, además de la impecable “El ministerio del tiempo”, “La valla” resulta un producto muy respetable.

Realizada antes de que se desatara la pandemia de Covid-19, la serie de Antena 3, que puede verse por Netflix, nos ubica en España y en 2045. La cada vez mayor escasez de recursos naturales ha convertido a las democracias occidentales en regímenes dictatoriales que justifican la falta de libertades con la promesa de asegurar la supervivencia de los ciudadanos. ¿Les suena?

En España, en la misma línea, un gobierno dictatorial ocupa el poder. Mientras la vida en las áreas rurales se hace imposible, la capital ha quedado dividida en dos regiones férreamente cerradas: el Sector 1 (el del gobierno y los privilegiados) y el Sector 2 (el resto, empobrecido y sometido). La única forma de pasar de una zona a otra es cruzar la valla que las separa, para lo que será requisito disponer del salvoconducto reglamentario.

Este es el punto de partida de una historia que nos llevará a conocer a Julia (Olivia Molina), Hugo (Unax Ugalde) y Emilia (Ángela Molina): una familia que lucha por recuperar a la pequeña Marta (Laura Quirós), en manos del gobierno, que busca en los niños su sangre, la posibilidad de que desarrollen inmunidad ante el virus, que se llama: Noravirus.

Enmarcada sin dificultad en el género de anticipación, los detalles del supuesto futuro, que sólo unos meses después se hicieron realidad, llaman la atención. El otro detalle es que Olivia Molina es hija de Ángela tanto en la realidad como en la ficción.

Aunque la serie, sobre el final, acelera demasiado para cerrar las tramas, vale la pena verla. Y es probable que tenga una segunda temporada.

Norma Arana

Encrudo.tv | Noticias y TV desde La Pampa | 2019 | Diseño y desarrollo www.generarweb.com