Batalla legal por las elecciones en EE.UU.

Más de una semana después de las elecciones de Estados Unidos, demócratas y republicanos parecen vivir en realidades paralelas. Así lo analiza un informe de BBC Mundo.

El demócrata Joe Biden se considera desde el sábado el presidente electo tras superar los 270 votos del Colegio Electoral (de 538) necesarios para la victoria, según las proyecciones, y avanza en sus preparativos para asumir la presidencia del país el próximo 20 de enero.

En sendas apariciones ante los medios esta semana, Biden ha hablado sobre sus planes para abordar la crisis del coronavirus, sobre sus conversaciones con líderes internacionales y sobre la necesidad de que la Corte Suprema no revoque la ley de Cuidado de Salud Asequible, conocida como Obamacare.

Del otro lado, el presidente Donald Trump ha limitado sus intervenciones públicas, pero sigue muy presente en las redes sociales, especialmente en Twitter, donde insiste en que él es el verdadero ganador de las elecciones y denuncia, sin aportar pruebas, que los demócratas están intentando robar la elección.

El equipo de campaña de Trump ha presentado varias demandas por el conteo de votos en distintos estados clave, incluidas peticiones de detener la certificación del resultado en Arizona, Michigan y Pensilvania. Normalmente le correspondería a cada estado manejar estas demandas, pero el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, abrió la puerta el pasado lunes a que los fiscales federales de todo el país investiguen las acusaciones.

Otra estrategia esgrimida por Trump es el recuento de votos, una acción que en algunos casos se activa automáticamente cuando la diferencia entre los candidatos es mínima. Dependiendo de las reglas del estado, un candidato puede tener la posibilidad de pedir un recuento de los votos. La campaña de Trump anunció que lo hará en Wisconsin y el secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, anunció este miércoles que en su estado se llevará a cabo un recuento manual y completo de votos de todos los condados.

El presidente Trump y sus aliados insisten por distintos medios, ya sea en Twitter, entrevistas o a través de comunicados, en que todas estas investigaciones llevarán a que se revierta el resultado de las elecciones.

Joe Biden en rueda de prensa el 10 de noviembre

Por su parte Joe Biden calificó este martes como «una vergüenza» la actitud de Trump desde las elecciones, pero sostuvo que su equipo lleva adelante la transición de todas formas. El presidente electo no quiso entrar en un conflicto directo y despejó los rumores que dicen que su equipo está preparando, a su vez, una demanda legal contra el gobierno por no facilitarles las tareas para dicha transición.

«Tenemos todo lo que necesitamos», afirmó Biden, quien enfocó su intervención en hablar sobre el combate al coronavirus e insistió en su mensaje de unión y recuperación «del alma de Estados Unidos».

Este miércoles se celebró en el país el Día de los Veteranos y tanto Biden como Trump aparecieron en sendos eventos de homenaje a los caídos.

Ni el presidente electo ni la que será su vicepresidenta, Kamala Harris, hicieron ni ningún tipo de comentario sobre las disputas legales que se ciernen sobre estas elecciones.

Encrudo.tv | Noticias y TV desde La Pampa | 2019 | Diseño y desarrollo www.generarweb.com